jueves, 24 de noviembre de 2011

Las autoridades Iraníes quieren contruir el armagedón


Las autoridades iraníes han calificado de "ineficaces" las nuevas sanciones impuestas al sistema financiero de Irán por EE UU, Canadá y el Reino Unido, según el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Ramin Mehmanparast. En su habitual rueda de prensa de los martes, Mehmanparast ha tachado de "reprobable" y "hostil" la actitud de los tres países, y ha recordado que las relaciones económicas con EE UU y Reino Unido están "en su nivel más bajo", por lo que las nuevas sanciones son solo "propaganda".
Reino Unido y Canadá han prohibido todas las transacciones financieras de sus bancos con Irán, mientras que Estados Unidos ha declarado a este país "área de lavado de dinero", y ha prohibido las relaciones con el Banco Central iraní y los sectores petrolero y petroquímico. Mehmanparast ha añadido: "En los últimos años hemos tenido motivos para reducir al mínimo nuestros intercambios con esos países e incrementarlos con otros".
Además, también ayer, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha propuesto a Alemania, Reino Unido, EE UU, Japón, Canadá y a la Comisión Europea (CE) adoptar "nuevas sanciones de una amplitud sin precedentes" para convencer a Irán de que "debe negociar" la renuncia a sus actividades nucleares. En una primera reacción a esas sanciones, el ministro de Comercio, Industria y Minas iraní, Mehdi Gazanfari, ha manifestado que las sanciones económicas internacionales tienen un efecto doble y perjudican tanto al sancionado como a quien las impone: "Es un juego en el que todos pierde".
La Casa Blanca ha endurecido sus sanciones contra Irán, ahondando el aislamiento diplomático y financiero del país tras un reciente informe del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) de la ONU, que asegura que el régimen de los ayatolás sigue avanzando en su plan de obtener armas nucleares. La nueva tanda de sanciones designa al Banco Central de Irán, y a todo el sistema bancario que depende de él, como un vehículo de lavado de dinero para usos ilícitos y criminales, e impone sanciones financieras a empresas que hacen negocios y sustentan el sector petrolero y petroquímico iraní.
“Por primera vez, identificamos a todo el sector bancario iraní, incluido el Banco Central de Irán, como una amenaza para los Gobiernos y las instituciones financieras que hagan negocios con los bancos iraníes”, ha dicho este lunes el secretario del Tesoro (ministro de Economía) de Estados Unidos, Timothy Geithner, en conferencia de prensa. “Las instituciones financieras que participen en cualquier transacción que involucre al Banco Central de Irán o cualquier otro banco iraní que opere dentro o fuera de Irán, corren el riesgo de estar apoyando las actividades ilícitas de Irán: su búsqueda de armas nucleares, su apoyo al terrorismo, y su esfuerzos por evadir las sanciones vigentes”.
Además, el Gobierno de EE UU impone severas penalizaciones a aquellos que hagan negocios con el sector petrolero y petroquímico de Irán por valor, como mínimo, de 185.000 euros. Washington se reserva el derecho de prohibir subcontratas públicas, transacciones bancarias, compras inmobiliarias, licencias de exportación e importación y créditos de hasta 7,4 millones de euros a aquellos ciudadanos y empresas, nacionales o extranjeros, que hagan negocios con empresas energéticas iraníes. Además, puede congelar los fondos en bancos norteamericanos de aquellas entidades extranjeras que incurran en las mismas infracciones.
EEUU ha pactado sus nuevas sanciones con Gran Bretaña y Canadá
EE UU ha pactado sus nuevas sanciones con Gran Bretaña y Canadá, que han anunciado este lunes medidas similares. Por su parte, Gran Bretaña ha cortado todos sus lazos financieros con Irán. Es la primera ocasión en que prohíbe totalmente a un país entero entrar en contacto con sus instituciones financieras. Lo mismo ha hecho Canadá, que de acuerdo con sus propias leyes, ha prohibido a sus ciudadanos cualquier transacción empresarial con el Gobierno de Teherán. “Todas estas medidas combinadas representan un aumento de la presión sobre Irán, sobre sus vías de financiación y sobre sus actividades ilegales”, ha dicho en la misma conferencia de prensa la secretaria de Estado, Hillary Clinton.
El presidente Barack Obama decidió recientemente incrementar las sanciones sobre Irán, después de que el OIEA publicara el 8 de noviembre un informe detallado en el que asegura que Teherán sigue enriqueciendo uranio para construir bombas nucleares, además de estar trabajando en el diseño de misiles para usarlos en caso de conflicto armado. El Gobierno que lidera Mahmud Ahmadineyad ha negado enfáticamente esas acusaciones y mantiene que sus plantas nucleares son para usos exclusivamente energéticos y civiles.

No hay comentarios:

Daily Calendar

Loading...