viernes, 2 de diciembre de 2011

Edad Media la joven afgana condenada a 12 años de cárcel tras haber sido violada



Gulnaz, la joven afgana condenada a 12 años de cárcel tras haber sido violada, quiere que su hermano se case con una hermana de su violador. De esta manera la chica pretende garantizar su integridad física, después de que su propio hermano la haya amenazado con matarla si ella contraía matrimonio con el hombre que la violó.
Algo que, por otra parte, Gulnaz ya aceptó ayer después de que el presidente afgano, Hamid Karzai, anulara su condena y decretara que la joven puede salir de la prisión de mujeres de Kabul. La muchacha lleva reclusa allí dos años con su hija de doce meses, que es fruto de la violación.
El hermano de Gulnaz quiere que el violador le entregue sus dos hijas a cambio de que su hermana se case con él. De lo contrario, ha amenazado con matar a Gulnaz, según explica la propia chica. El problema radica en que en Afganistán la mujer se considera una propiedad del hombre. Primero pertenece a su padre o hermanos, y una vez casada, a su marido. En Afganistán también es tradición que el hombre pague una dote por la mujer con quien se quiere casar, que normalmente es una gran cantidad de dinero. Puede llegar a los 4.000 euros.
Por esa razón, el hermano de Gulnaz no quiere que la muchacha se case con su violador a cambio de nada. Si lo hiciera, encima de que la chica ha sido ultrajada, su familia no obtendría ningún rédito con su boda, y el violador conseguiría una mujer sin pagar dinero.

'Baadal'

Gulnaz desea que una hermana del violador se case con su hermano porque, de esta manera, éste conseguiría algún beneficio con su matrimonio: también poderse casar. De hecho, ese tipo de intercambios es una práctica muy habitual en Afganistán. Se conoce con el nombre de 'baadal', y permite que dos familias puedan casar a sus respectivos hijos e hijas sin necesidad de tener que pagar dotes, tan sólo intercambiándolos. Por otra parte, si la hermana del violador se casa con el hermano de Gulnaz, eso daría una cierta garantía a la joven violada para que su agresor la trate bien una vez casados. Si no lo hiciera, su hermano podría tomar represalias con la hermana del violador, que sería entonces su esposa.
La historia parece un culebrón televisivo pero es la realidad diaria en Afganistán. La sociedad afgana está anclada en una tradición machista y, en los diez años de presencia internacional en el país, no se ha hecho nada para que haya un cambio. La comunidad internacional se escuda en que eso forma parte de la cultura del país, y se lava las manos, aunque se violen sistemáticamente los derechos de las mujeres.
"No entiendo por qué ahora ha habido tanto revuelo con este caso", dice el abogado de Gulnaz, Hamayun Amini, que se muestra sorprendido de que en pocos días la chica haya conseguido que el presidente afgano decrete su liberación, cuando él llevaba más de un año bregando con su expediente en los juzgados y nadie se interesó por el caso. Era uno más, entre otros. Hay más mujeres que han sido violadas y ahora están entre rejas.

Impacto informativo

La cadena estadounidense CNN difundió la semana pasada una entrevista con Gulnaz que tuvo tal impacto informativo que su caso se convirtió en asunto de Estado. El propio Hamid Karzai intercedió ayer para poner fin al escándalo. Gulnaz había sido violada por el marido de su prima y había sido condenada a cárcel por haber tenido relaciones sexuales fuera del matrimonio, algo penado en Afganistán con castigo de prisión.
Tras la difusión de la entrevista en la CNN, la abogada estadounidense Kimberly Motley también se interesó por la situación de Gulnaz. Hamayun asegura que Motley contactó con él la semana pasada para conocer más detalles sobre el caso.
Motley, que es una prestigiosa letrada que se dedica a defender a extranjeros metidos en problemas en Afganistán, presentó el martes al presidente afgano una petición de clemencia para Gulnaz, y durante los últimos días se he presentado ante la prensa como "la abogada de la chica". "Hamayun y yo trabajamos juntos en el caso", declaró Motley a ELMUNDO.es por teléfono. Hamayun asegura que no había visto a esa mujer en su vida hasta la semana pasada.
El caso de Gulnaz 'vende' y todo el mundo se ha querido subir al carro. Habrá que ver qué pasa con la chica una vez pase la marea informativa. Las otras mujeres que están en su misma situación ni tan sólo conseguirán un titular en la prensa.

No hay comentarios:

Daily Calendar

Loading...