lunes, 23 de enero de 2012

Gobierno de Mariano Rajoy subira el IVA

 

 

Mads Koefoed, analista de Saxo Bank: "El Gobierno español debe subir impuestos"

¿Qué medidas de confianza debe adoptar el próximo Gobierno español que salga de las urnas a partir del próximo 20 de noviembre?
En lugar de reducir costes poco a poco, el Gobierno debería recortar lo suficiente para estabilizar los presupuestos públicos, lo que podría devolver a los mercados la fe en España, dado que la ratio deuda-PIB del país aún no es muy elevada. Aunque sea una opción difícil de gestionar, creemos que, en última instancia, dará lugar a una economía saneada de forma mucho más rápida que si se opta por un periodo prolongado de recortes pequeños, el cual se traduciría en un crecimiento negativo del PIB que traería consigo nuevos recortes y así sucesivamente.
¿Cree que España necesita más aumento de impuestos y medidas para recortar el gasto y déficit de las que ya ha prometido y ha puesto en marcha?
Sí, tal y como se indica anteriormente.
¿Cree realmente que España está en riesgo de necesitar ser rescatada como Grecia, Irlanda y Portugal?
A pesar de que normalmente es preferible que las economías con problemas incurran en impagos, éste no es el caso de la zona euro, donde sus países miembros han dejado claro que no permitirán a sus socios faltar a sus obligaciones de pago debido a que ocasionaría pérdidas en su sistema financiero. Esta negativa ha dado paso al contagio entre los países periféricos de la zona euro debido a que los países rescatados han luchado por gestionar la presión añadida que suponen los recortes en el sector público.
Además, un hipotético rescate a España o a Italia sea demasiado grande para el actual fondo europeo de rescate, el FEEF.
Por lo tanto, la única opción —a parte del impago— es que el BCE amplíe la compra de bonos. España ha tomado medidas para reducir su déficit público, un gesto en la dirección correcta aunque insuficiente debido a que esta situación ya no es sólo cuestión de países concretos, sino del efecto de contagio y, por ello, no creemos que España pueda evitar tener que ser ayudada. No obstante, tal y como afirmamos anteriormente, esperamos que esta ayuda se desarrolle en forma de compra de bonos por parte del BCE, no a través de un rescate.
¿Por qué los mercados siguen desconfiando de la solvencia de la deuda pública española y calentando la prima de riesgo hasta niveles históricos?
Tal y como mencionamos anteriormente, no sólo consiste en si los programas de reducción del déficit del gobierno español llegan a buen puerto, sino que se trata de una crisis de confianza en la capacidad de varios de los gobiernos de la periferia europea para aplicar más programas de reducción del gasto, tal y como prometieron.
Desde luego, el nuevo Gobierno liderado por Mariano Rajoy contará con el poder necesario para llevar a cabo más programas de reducción del gasto gracias a su mayoría absoluta.
¿A quién beneficia la subida de la prima de riesgo española? ¿Es sostenible y creíble para los inversores que el Tesoro español pague por colocar su deuda en la última subasta un 7% de interés?
Dado que es insostenible para el Estado español tener que pagar tipos de interés del 7%, Rajoy y su nuevo Gobierno necesitan convencer a los mercados de que guiarán a la economía española en la dirección correcta de forma rápida.
¿Cree razonable que el BCE compre deuda pública de países con elevado endeudamiento como solución para reducir la presión sobre la deuda española?
Dejando a un lado los impagos, la compra de bonos es la única opción que les queda a los legisladores de la zona euro, tal y como detallamos anteriormente. El fondo de rescate no es lo suficientemente grande para poder gestionar impagos de países del tamaño de España, Italia e incluso Francia.
¿Cuáles son las soluciones que, al margen de la ortodoxia y disciplina alemana, debe adoptar Europa para ganar credibilidad y mejorar su imagen de solvencia?
El problema de la zona euro es que las soluciones que se utilizaban anteriormente para paliar los problemas económicos, como la depreciación de divisas, ya no se pueden aplicar ahora que todo el mundo está en el euro.
Por lo tanto, los países necesitan realizar «devaluaciones» de otra manera, concretamente mediante bajadas de salarios y de precios, aunque esta opción no es políticamente viable. Todos los países de la zona euro necesitan darse cuenta de que el actual nivel de gasto y, por lo tanto, de déficit, requerirá prudencia en algún momento en el futuro.
¿La solución puede ser la llegada de capital extranjero procedente de economías emergentes como China o Brasil?
Países como China, Brasil y otros podrían perfectamente ser parte de la solución. No olvidemos que existen otros países que también tienen intereses en la buena marcha de Europa, ya que las exportaciones de China y de otras economías emergentes constituyen una gran contribución al crecimiento. Ahora bien, como dijimos anteriormente, las compras de bonos por parte del BCE son la principal solución al problema.
¿Europa y la zona euro se encaminan hacia una recesión prolongada como la que vivió Japón en la década de los años noventa del siglo pasado?
Las medidas de austeridad han llevado a varias economías de la zona euro a una espiral negativa de reducción del gasto que se traduce en un menor PIB, lo que implica un aumento de las tasas de deuda y déficit en relación con el PIB, lo que a su vez da lugar a nuevas medidas de austeridad, etc.
Es una espiral de la que resulta difícil escapar cuando se tienen que pagar intereses sobre préstamos normales y del FEEF. Esta es exactamente la razón por la que no apoyamos los paquetes de rescate como la medida correcta y por la que pensamos que la zona euro entrará en lo que desafortunadamente podría ser un periodo prolongado de recesión o de crecimiento muy debilitado.

No hay comentarios:

Daily Calendar

Loading...