lunes, 7 de mayo de 2012

234.847 millones de euros esto demuestra que los parados no interesan



Mal gestor


plan de saneamiento de Bankia que incluiría cambios en la gestión del grupo presidido por Rodrigo Rato, según fuentes financieras. El movimiento se iniciará mediante la aplicación del real decreto de reforma financiera desarrollado por el ministro Luis de Guindos. Esta norma permite la inyección de dinero público a través de bonos convertibles en acciones, conocidos en el argot financiero como cocos. Este dinero deberá ser pagado por la entidad a un tipo de interés de mercado, cercano al 8%. Tanto el Ministerio de Economía como Bankia declinaron realizar comentarios.
 (FMI), han sugerido que Bankia tenía pendiente un profundo y urgente plan de saneamiento de sus activos inmobiliarios. Esta operación podría cambiar las cuentas de resultados de 2011. El hecho de que Deloitte no presentara la auditoría de ese ejercicio la semana pasada, pese a haber acabado el plazo, había alarmado al mercado.
Bankia y su matriz el Banco Financiero y de Ahorros (BFA), que es el banco malo donde se acumulan los activos inmobiliarios, podría necesitar entre 5.000 y 10.000 millones para limpiar el ladrillo. La cartera de créditos inmobiliarios morosos y de activos adjudicados por impago de préstamos asciende a 31.800 millones. La morosidad en el ladrillo es del 28%, aunque tienen provisiones por 8.300 millones. Algunos expertos sugieren el modelo de Royal Bank of Scotland o Lloyd’s, que se recuperan de la crisis con el Estado como accionista.

el Gobierno anunció en febrero que reforzaría el capital del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en 6.000 millones más, hasta los 15.000 millones, con una emisión de deuda. Este dinero se contabilizará como deuda pública, pero no será déficit porque el Estado, supuestamente, ganará con la operación, según dijo Economía al presentar el proyecto.
La normativa permite pedir ayudas al Estado cuando se produzca una fusión en la que los activos crecen más del 10%. Otras fuentes defienden que la entidad podría recibir el dinero, y seguir en solitario. Este dinero se debe destinar al saneamiento y los gastos de cierres de oficinas y despidos. Unicaja ha recibido esta ayuda del Estado por 850 millones en la absorción de Caja España-Duero.

No hay comentarios:

Daily Calendar

Loading...