viernes, 4 de mayo de 2012

El bce quiere proteger los activos financieros de Alemania y francia invertidos en bancos Españoles




El pueblo llano tiene que soportar las medidas de esta gentuza europea para que ellos salven el culo     y nosotros pasemos hambre.
Barcelona olímpica, el cinco estrellas que suelen escoger las estrellas del cine y de la música —de Bruce Springsteen a Leonardo di Caprio o Harrison Ford— y en el que se alojó la plana mayor del Banco Central Europeo (BCE) para celebrar en la capital catalana su Consejo de Gobierno mensual. España, uno de los países con más problemas en esta crisis de deuda europea y con las protestas sociales in crescendo, se convirtió en sede de una de las dos reuniones que el organismo celebra cada año fuera de su sede de Fráncfort.
Y el recibimiento a los banqueros —con la ciudad blindada por 8.000 policías y las autoridades españolas volcadas en la cita— sí tenía rasgos de estrella, pero el público asistente no recibió con toda la fuerza deseada el mensaje esperado. Mario Draghi, el presidente del BCE, alabó las medidas de España (y también Italia) para combatir su déficit público, uno de los mayores de Europa, pero al mismo tiempo llamó a perseverar con las reformas y sobre todo culminar la financiera, de la que recelan los mercados y el Fondo Monetario Internacional (FMI).
no rebajó los tipos, tampoco se pronunció sobre si seguiría con medidas extraordinarias como la compra de bonos, y dejó para la reunión de junio las decisiones sobre una nueva ronda de crédito barato para los bancos, como las que aliviaron la presión sobre la deuda española. Así que la Bolsa española, que iba ganando un 2% por la mañana, se arrugó hasta un leve avance del 0,29%. Y la prima de riesgo, el sobrecoste que paga la deuda pública española a 10 años respecto a la fiable alemana, se mantuvo por encima de los cuatros puntos porcentuales (o 400 puntos básicos).

No hay comentarios:

Daily Calendar

Loading...