jueves, 21 de junio de 2012

Los maras y pandilla18 el infierno del salvador







El IML reportó hasta el 18 de junio 128 asesinatos, con un promedio de 7,1 homicidios diarios. Por su parte, la Policía Nacional Civil (PNC), dice haber registrado en el mismo período 115 muertes violentas -6,4 homicidios diarios-. Pero en los meses de abril y mayo ambas instituciones registraron promedios diarios aún menores, de algo más de 5 homicidios cada jornada.
En 2011 la tasa de homicidios se situó en aproximadamente 67 asesinatos por cada 100.000 habitantes, pero si las cifras se mantienen como hasta el momento, al finalizar 2012 la tasa de homicidios será de 35 por cada 100.000 habitantes, como en la década de los noventa -todavía elevada, ya que la Organización Mundial para la Salud (OMS) considera que las tasas mayores de 10 por cada 100.000 se pueden considerar epidemias de violencia-.
El Departamento de Estadística del IML también ha publicado datos por rangos de edad. Los  más afectados son los adolescentes y los jóvenes, de los 11 a los 30 años de edad. Igualmente se indica que el arma de fuego sigue siendo la más utilizada para cometer los asesinatos; le siguen las arma blancas.
LA IGLESIA PACTA  CON LOS PANDILLEROS.

100 días de la tregua pactada entre las dos principales “maras” -pandillas criminales- de El Salvador, y lo más notable ha sido el significativo descenso de los homicidios, una disminución sin precedentes en la última década. Bajo los auspicios de la Iglesia Católica, lograran establecer la tregua para dejar de agredirse entre ellas por la rivalidad territorial, así como de cesar los homicidios contra terceros. Cuando se supo de aquella negociación, no había nadie que creyera en el proceso, que aún se considera “frágil y polémico”, y dentro del cual el gobierno aceptó trasladar a los líderes de las “maras” de cárceles de alta seguridad a prisiones con métodos más flexibles de internamiento.

LOS PANDILLEROS  UN FENÓMENO DE LOS AÑOS 60  EN USA SE EXPORTA A LATINO AMÉRICA.
Brenda Paz, una joven nacida en Honduras pero criada en los Estado Unidos, tenía 4 meses de embarazo cuando su cadáver fue hallado cerca al río Shenandoah, en el estado de Virginia, el 17 de julio del 2003. Murió a causa de 12 puñaladas propinadas con brutal ensañamiento.
Quienes la conocían, no podían creer la atroz historia detrás de su inocente sonrisa, y que la condujo a un trágico final, cuando tan solo tenía 17 años.

Brenda nació en Honduras, pero se mudó a Los Angeles, California con sus padres cuando era muy pequeña. Fue ahí, donde a la edad de los 12 años ingresó al mundo de las Maras o pandillas.
“La verdad pues, me engaño a mí porque no creí que podría ser tanto. Yo decía, ¿Por qué ella?... ¿Por qué una muchacha tan bonita, tan joven, tan inteligente?”, comentó el tío materno de Brenda a Aquí y Ahora, quien prefirió no identificarse por razones de seguridad. 
Y es que esta muchacha, que vivió bajo sus cuidados durante un año y 2 meses, pertenecía a la banda MS-13, una de las más violentas y temibles pandillas que opera en Centromérica y en los Estados Unidos.

Su vida de crímenes y delincuencia se agudizó cuando al cumplir los 14 años sus padres anunciaron que se estaban divorciando. Brenda regresó a Tegucigalpa en Honduras con su madre, pero no pudo adaptarse a la vida en su país natal.
Por eso, a mediados del 2001, su madre la envió a Dallas a vivir con su tío a fin de que continuara con sus estudios.
Su tío la inscribió en la secundaria sin tener idea de que ella aún mantenía el contacto con la Mara, y al parecer, en Dallas había comenzado a crear nuevas conexiones.
“Ella recibía bastante correspondencia. Más que todo de California y parte de aquí en Dallas, correspondencia de personas en la cárcel. Nunca me imaginé, jamás en la vida me imaginé [lo que estaba pasando]”, dijo su tío.

PENSAR QUE INTENTARON IMPLANTARSE EN ESPAÑA EN LA ÉPOCA DEL LADRILLO DA PÁNICO.

La Mara Salvatrucha (MS) y 18 han comenzado a emerger en España y su principal forma de reclutamiento, al igual que en El Salvador, es la coacción en las escuelas, de acuerdo con una publicación del periódico El País.
En Cataluña, comunidad autónoma española, la policía ha detectado, desde 2004, que la MS "se ha hecho notar" y además de provocar peleas, sus miembros ya han asesinado a tres pandilleros rivales, según el rotativo español.
"Han sido de los últimos en instalarse y han querido ganarse un espacio", subraya Lluís Paradell, de la Policía de Cataluña y experto en pandillas. "Hay casos de niños que se estaban integrando bien, desde pequeños, y que de repente se pasan a las bandas y se pierden. Es un factor de riesgo", sostiene el oficial.
Por fortuna, subraya el policía, estos grupos no han dado el paso hacia la delincuencia organizada. "Cometen delitos, pero no como actividad finalista, sino porque su idea de resolver conflictos es con la violencia. Y al hacerlo, entran de forma constante en la justicia penal".
De acuerdo con las autoridades catalanas, "las bandas" utilizan buena parte del dinero que recaudan entre sus miembros y el que se roban para comprar armas.
La presencia de las últimas, no obstante, aún es minoritaria, según Paradell. Sí fabrican artefactos caseros, de un solo uso, que lanzan proyectiles, pero la policía está más preocupada por la inclinación que muestran las pandillas "a usar el arma blanca".
En El Salvador, las autoridades de seguridad han calificado a las pandillas como crimen organizado y además de cometer homicidios, según la Policía, se han dedicado al narcotráfico, al sicariato, al robo de vehículos en bandas y otro tipo de actividades ilícitas para obtener dinero y atemorizar a la población.


No hay comentarios:

Daily Calendar

Loading...