lunes, 29 de febrero de 2016

Cómo se vivía en Euskadi bajo la presión de ETA. part.1





Herri Batasuna (HB; literalmente ‘Unidad Popular’ en euskera) fue una coalición política española surgida en 1978y presente en la comunidad autónoma de País Vasco y la comunidad foral de Navarra. Se definía a sí misma como de izquierda "abertzale" ('patriota', en euskera) y buscaba la independencia y el socialismo para Euskal Herria. Se registró como partido político en 1986.
Desapareció al refundarse en el año 2001 en el nuevo partido político Batasuna, al que pasaron la mayoría de sus miembros; mientras que la corriente crítica Aralar, partidaria de una de las tres ponencias (AralarPiztu y Arragoa) que rechazaban la violencia de ETA, decidió fundar su propio partido político.
Su estructura de funcionamiento se basaba en las Juntas de Apoyo Locales, estando por encima de éstas las asambleas de cada Herrialde (cada provincia de Euskal Herria). Finalmente las decisiones las tomaba la conocida como Mesa Nacional, que era el verdadero órgano de poder y decisión de HB, compuesta a su fundación por 31 miembros, 4 por cada partido de la coalición en ese momento y 15 designados por las Juntas Locales; si bien las bases del partido podían revocar y sustituir a sus componentes.
La coalición era dirigida por su Mesa Nacional, constituida por sus representantes en los distintos territorios donde existía. Entre sus dirigentes más conocidos se encontraron Jon IdigorasTasio ErkiziaSanti BrouardTxomin ZiluagaIñaki EsnaolaIñaki Ruiz de PinedoKarmelo Landa o Rakel Peña.
Su programa político defendió durante años la Alternativa KAS para la independencia de Euskal Herria, sin admitir posibilidades reformistas o intermedias; por ello, rechazaron siempre tanto la Constitución española de 1978 como el Estatuto de Autonomía del País Vasco y el Amejoramiento de Navarra. También se opuso a la permanencia de España en la OTAN en el referéndum de 1986. En las elecciones de 1996 defendió la denominada Alternativa Democrática, que venía a sustituir a la Alternativa KAS y que, al igual que ésta, había sido propuesta por ETA.
Tras la muerte del dictador Francisco Franco y el fin de su régimen, tuvo comienzo en España el proceso conocido como Transición Española. En aquel momento las fuerzas políticas del nacionalismo vasco de izquierdas, algunas de las cuales tenían su origen en diversas escisiones de la organización terrorista Euskadi Ta Askatasuna (ETA), se encontraban fraccionadas en varios partidos y en diversas posturas frente a los acontecimientos de esos años. Cabe destacar que, pese a esta diversificación, en 1975 se había creado la Koordinadora Abertzale Sozialista (KAS) para coordinar las diferentes acciones de las organizaciones afines alMovimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV), tanto legales como ilegales, tendentes a la consecución de sus objetivos políticos así como para servir de mesa de debate entre ellas, siendo éste uno de los órganos que sirvieron de base para la futura creación de Herri Batasuna.
Así, en 1977 existían varios partidos políticos nacionalistas de izquierda: Acción Nacionalista Vasca (ANV), Euskal Sozialistak Elkartzeko Indarra (ESEI), Partido Socialista Vasco (ESB-PSV), Euskal Herriko Alderdi Sozialista (EHAS), Euskal Iraultzarako Alderdia (EIA) y Langile Abertzale Iraultzaileen Alderdia (LAIA). En medio de diversas movilizaciones por parte de la izquierda abertzale por la amnistía de los presos de ETA, el 15 de junio de 1977 se celebraron las primeras elecciones democráticas tras la muerte de Franco, presentándose a ellas cuatro de estos partidos: ESB, ANV, ESEI y Euskadiko Ezkerra (EE) (coalición de EIA y elMovimiento Comunista de Euskadi). Por otro lado, LAIA y EHAS —este último refundado en Herri Alderdi Sozialista Iraultzailea (HASI) ese mismo año— pidieron la abstención activa hasta la consecución de la amnistía. La KAS quedaba así dividida en su estrategia.4
Las consecuencias de estas actitudes fueron diversas: el distanciamiento entre ETA (m) —que apoyaba la postura abstencionista de LAIA, EHAS y KAS— y ETA (pm) —que apoyaba a EIA y EE—; la escasa representación electoral obtenida por los partidos participantes en el proceso electoral (EE obtuvo un diputado y un senador, y ESEI un senador); y el fracaso de los que propugnaron la abstención, que no fue mucho mayor que en otras regiones españolas5 (22,77% en el País Vasco y 17,76% en Navarra frente al 21,17% en toda España).
Mientras el PNV se organizaba para encabezar el camino hacia el Estatuto de Autonomía y ETA (m) insistía en su negativa a abandonar las armas pese a los avances democráticos, las fuerzas abertzales continuaban con sus movilizaciones pese a las diferentes posiciones entre ellas. Así, HASI se radicaliza en su oposición al proceso estatutario y constitucional y en su rechazo a la vía institucional, EIA por su parte se distancia de KAS y dentro de ESB y ANV surgen tendencias a seguir la línea de HASI y a buscar alianzas para las futuras elecciones.





No hay comentarios:

Daily Calendar

Loading...