viernes, 18 de noviembre de 2011

Estafa nigeriana

 

Estafa nigeriana

La estafa nigeriana, timo nigeriano o timo 419, es un fraude, un engaño. Se lleva a cabo principalmente por correo electrónico no solicitado. Adquiere su nombre del número de artículo del código penal de Nigeria que viola, ya que buena parte de estas estafas provienen de ese país.
Esta estafa consiste en ilusionar a la víctima con una fortuna inexistente y persuadirla para que pague una suma de dinero por adelantado, como condición para acceder a la supuesta fortuna. Las sumas solicitadas son bastante elevadas, pero insignificantes comparadas con la fortuna que las víctimas esperan recibir.
Existen numerosas variantes de la estafa. Las más comunes son una herencia vacante que la víctima adquirirá, una cuenta bancaria abandonada, una lotería que la víctima ha ganado, un contrato de obra pública o simplemente una gran fortuna que alguien desea donar generosamente antes de morir. Algunos sostienen que la excusa de la lotería es la más común de todas.[1]
Por ejemplo, la víctima podría recibir un mensaje del tipo "Soy una persona muy rica que reside en Nigeria y necesito trasladar una suma importante al extranjero con discreción. ¿Sería posible utilizar su cuenta bancaria?". Las sumas normalmente suelen estar cerca de decenas de millones de dólares. A la víctima se le promete un determinado porcentaje, como el 10 o el 20 por ciento.
El trato propuesto se suele presentar como un delito de guante blanco inocuo con el fin de disuadir a las víctimas -los supuestos inversionistas- de llamar a las autoridades. Los timadores enviarán algunos documentos con sellos y firmas con aspecto oficial, normalmente archivos gráficos adjuntados a mensajes de correo electrónico, a quien acepte la oferta.
A medida que prosiga el intercambio, se pide a la víctima que envíe dinero, con la excusa de supuestos honorarios, gastos, sobornos, impuestos o comisiones. Se va creando una sucesión de excusas de todo tipo, pero siempre se mantiene la promesa del traspaso de una cantidad millonaria. A menudo se ejerce presión psicológica, por ejemplo alegando que la parte nigeriana tendría que vender todas sus pertenencias y pedir un préstamo para poder pagar algunos gastos y sobornos. A veces, se invita a la víctima a viajar a determinados países africanos, entre ellos Nigeria y Sudáfrica. Esto es especialmente peligroso, porque en ocasiones el supuesto inversor puede acabar secuestrado o incluso asesinado por el timador.
En cualquier caso, la transferencia nunca llega, pues las millonarias sumas de dinero jamás han existido.[2]
Las operaciones están organizadas con gran profesionalidad en países como Nigeria, Sierra Leona, Costa de Marfil, Ghana, Togo, Benín y Sudáfrica. Cuentan con oficinas, números de fax, teléfonos celulares y a veces con sitios fraudulentos en internet.
Últimamente, gran cantidad de estafadores provenientes del África Occidental se han establecido en diversas ciudades europeas, especialmente Ámsterdam, Londres y Madrid, etc, como también en Dubái[cita requerida]. A menudo se persuade a las víctimas a viajar allí para cobrar sus millones.

 Tipos comunes de timo nigeriano

 La clásica estafa nigeriana o africana

Una supuesta autoridad gubernamental, bancaria o petrolera africana solicita al destinatario los datos de su cuenta bancaria con el objeto de transferir a ella grandes sumas de dinero que desean sacar del país, a cambio de una sustanciosa comisión.
En caso de que la víctima acepte y tras una serie de contactos por correo electrónico, fax o teléfono, se le solicita que envíe dinero para hacer frente a gastos inesperados o sobornos. Por supuesto ni las cantidades adelantadas serán nunca restituidas, ni se recibirán jamás los beneficios prometidos.

 Animales regalados

Se anuncian en páginas de venta y regalo de animales. Normalmente ofrecen alguna raza de animal especialmente valorada como por ejemplo "Regalo Yorkshire". Son anuncios mal redactados, con un castellano absolutamente deficiente que seguramente proviene de un traductor automático de nuestro idioma. Cuentan que tienen que mudarse y necesitan regalar sus perritos o cualquier otro animal. Cuando algún interesado contesta que acepta, dicen que hay que enviarles el dinero para que puedan enviar por avión desde allí el animal. Suelen mandar información falsa haciéndose pasar por el aeropuerto para "informar" de cómo envían los cachorros y a qué se deben los gastos. Si se llega más adelante y se paga esa cantidad (que suele ser pequeña para que la gente se lo plantee), mandan mensajes de otros aeropuertos a los que el cachorro supuestamente ha sido enviado por error, solicitando un nuevo envío de dinero para poder completar la supuesta entrega.[3]

 El capitán militar en Irak

Contestan a los anuncios de venta de los que sea (terrenos, casas...) solicitando información. Al obtener respuesta, envían un correo electrónico alegando ser militares que necesitan invertir un dinero que han obtenido del crudo, pero que como militares que son lo tienen que entregar a alguien en quien puedan confiar, ya que es ilegal que se lo queden a título personal y por ello te piden los datos de la víctima de la estafa para enviar supuestamente el dinero en concepto de compra de la propiedad en venta. Como en los otros casos, en algún momento los timadores solicitarán a la víctima que pague algún tipo de gasto.[4]

El timo de la lotería

El mensaje anuncia al destinatario que ha obtenido un premio de la lotería, aun cuando no haya participado en sorteo alguno.
La mecánica luego del mensaje es similar al caso anterior: tras sucesivos contactos se solicita un desembolso para cubrir los gastos ocasionados por algún trámite. La gran difusión de este fenómeno en España ha provocado que el Organismo Nacional de Loterías y Apuestas del Estado haya publicado un aviso al respecto en su página web.

El Tío de América

Los supuestos albaceas de un desconocido y adinerado pariente anuncian su fallecimiento y notifican al destinatario su inclusión entre los beneficiarios del testamento. En este caso a menudo se utilizan técnicas de ingeniería social, por ejemplo haciendo coincidir el apellido del difunto con el del destinatario. En ocasiones se sugiere con ambigüedad que el destinatario se haga pasar por un pariente del difunto, para evitar perder la herencia, que será repartida entre el abogado/albacea y la víctima.
Una variante de esta estafa es la "herencia en vida", en que alguien supuestamente aquejado de una enfermedad terminal, sin familia, contacta a la víctima con el fin de darle su dinero para que realice obras de caridad, ayudando a los pobres o desamparados.
Como en los otros casos, en algún momento los timadores solicitarán a la víctima que pague algún tipo de gasto.

 El prisionero español o peruano

Este timo tiene un origen muy anterior a los previos, a comienzos del siglo XX.[5]
Uno de los timadores, el confidente, contacta con la víctima para explicarle que está en contacto con una persona muy famosa e influyente que está encerrada en una cárcel española (o según versiones más modernas, de algún país africano) bajo una identidad falsa. No puede revelar su identidad para obtener su libertad, ya que esa acción tendría repercusiones muy graves, y le ha pedido al confidente que consiga suficiente dinero para pagar su defensa o fianza. El confidente ofrece a la víctima la oportunidad de aportar parte del dinero, a cambio de una recompensa extremadamente generosa cuando el prisionero salga libre.
Sin embargo, una vez entregado el dinero surgen complicaciones que necesitan de más dinero, hasta que la víctima ya no puede o quiere dar más. En ese momento se acaba el timo y el confidente desaparece.

 La venta del teléfono móvil (celular) en eBay

En este fraude, los timadores localizan a usuarios particulares de eBay que ofrezcan teléfonos móviles. Ofrecen una puja muy alta en el último momento, ganando así la subasta. Luego contactan al vendedor para explicarle que desean enviar el móvil a un supuesto hijo que trabaja como misionero en Nigeria, y que necesitan conocer la cuenta Paypal del vendedor para pagar (en vez de pagar directamente vía Paypal, a través de los enlaces proporcionados por eBay al final de cada subasta).
A continuación envían un mensaje con las cabeceras falsificadas para que parezca provenir de Paypal, en que se confirma que el pago se ha realizado. Cuando el vendedor intenta comprobar el pago desde el enlace en el mensaje, será dirigido a una web falsa, con la apariencia de ser de Paypal. En esta página se le explica que por seguridad, el pago será transferido a su cuenta solo cuando se realice el envío. Obviamente, si envía el móvil al comprador, nunca recibirá el dinero.

 La compensación

El mensaje informa a la víctima de que el Estado nigeriano le compensará por haber sido víctima de la "Estafa Nigeriana", aunque la potencial víctima no lo haya sido. Las sumas ofrecidas van desde US$850.000 a US$1.000.000.
La víctima debe contactar a un funcionario, quien le pedirá el depósito de una suma de alrededor de US $1.000 para asuntos burocráticos de la cobranza de la compensación.

 Compraventa de un vehículo por internet

En este caso las víctimas son buscadas entre quienes tienen sus vehículos a la venta en internet. El vendedor recibe un email de un comprador, en un país diferente al del vendedor, interesado en el coche. El potencial comprador suele aceptar comprar el coche sin negociar el precio, ver el coche o probarlo. El timador afirma que realizará el pago total de la cantidad en un par de días, luego de los cuales un transitario (un intermediario que se encarga de transportar mercancías a nombre de una tercera persona) contactará al vendedor para hacer el traspaso del coche y embarcarlo.
Cuando el supuesto comprador realiza la transferencia, pero entonces el vendedor descubre que es necesario pagar una cantidad en comisiones para "desbloquear" la transferencia. El comprador afirmará haber sumado las comisiones al ingreso total, con la excusa de que en África quien paga las comisiones es quien recibe el dinero. Para dar un aire de autenticidad, la víctima incluso podría recibir una llamada telefónica, supuestamente del banco del país del comprador, para desbloquear la operación.

 La jerga de los estafadores nigerianos

Los timadores han adoptado un argot criminal con palabras provenientes del Pidgin English (variedad de inglés coloquial hablado en Nigeria), del igbo y del yoruba. Algunas de las palabras claves de esta jerga o argot son las siguientes:
  • Akwukwo: cheque falsificado.
  • Come and carry: modalidad en la cual se requiere a la víctima que viaje al exterior para recibir sus millones, oportunidad en que deberá desembolsar una suma en efectivo como paso previo. La otra variante consiste en exigir a la víctima que envíe el dinero por transferencia bancaria o medio similar.
  • Guyman o guy: individuo dedicado a la estafa comentada en el presente artículo.
  • Mugu, maga, mahi o mayi: literalmente tonto,[6] víctima de la estafa.
  • Oga: jefe, timador que tiene varios estafadores de menor nivel trabajando para él, generalmente dedicados a las tareas pesadas y repetitivas, como enviar continuamente el spam, recoger las respuestas de víctimas potenciales separándolas de las respuestas automáticas, etc. El oga se encarga de tomar contacto con víctimas que ya han pasado los primeros filtros.
  • Wash wash: ardid consistente en exhibir al incauto una gran cantidad de papeles negros pretendiendo que son billetes protegidos por una película, lo que permitiría su paso a través de las aduanas sin despertar sospechas. El timador toma uno de los papeles y tras aplicarle unas gotas de cierto líquido, el papel parece recuperar el aspecto de un billete de cien dólares (en realidad es reemplazado por un billete verdadero sin que la víctima lo advierta, mediante una maniobra de ilusionista). Luego se exigirá a la víctima que pague una cantidad para comprar costosos productos químicos y poder restaurar todos los billetes.

 Scam baiting (anzuelos para timadores)

Artículo principal: Scam baiting
Algunos internautas practican el hobby de tender trampas para los timadores y hacer que "muerdan el anzuelo" invirtiendo los papeles de engañador y engañado, lo que en inglés se conoce como scam baiting. La expresión deriva de las voces inglesas scam (estafa) y bait (carnada, cebo). Este pasatiempo consiste en adoptar un nombre supuesto (a menudo con resonancias cómicas, para mayor burla del estafador) y una dirección de correo electrónico gratuita, y pretender que se tiene interés en el asunto para luego convencer al timador de que pierda tiempo y dinero cumpliendo condiciones ridículas, viajando de un lugar a otro (safari) con la esperanza de percibir el dinero, etc.
Esta práctica no solo es un hobby o una forma de burlarse de los supuestos timadores. Los practicantes del scam baiting afirman que el tiempo que les hacen perder con sus falsos mensajes es un tiempo que no pueden dedicar a estafar a víctimas auténticas.
Es importante recalcar que el scam baiting es una actividad potencialmente peligrosa. Ya se conoce de un asesinato de una víctima de estafa nigeriana[ [cita requerida]. De todos modos no se conocen casos de scam baiters cuya identidad haya sido descubierta, ya que toda la actividad se desarrolla utilizando direcciones de correo falsas sin revelar detalles personales.

 El Nuevo Amor

Es una de las más comunes.Consiste en que una supuesta mujer , generalmente nativa de Sudán o Nigeria , envía a un correo electrónico una solicitud de amistad y fotografías personales. Los nombres más usados del emisor son: Edith Kassala o Aline.

No hay comentarios:

Daily Calendar

Loading...