jueves, 2 de febrero de 2012

Que dura es la vida sin sueldos ni paro, pero con hipotecas e hijos



Ahora todos ellos están en el 'paro', contratados sin sueldo y sin cobrar prestación por desempleo ni indemnización por despido. Son  los empleados de Newco, como se describen unos a otros, trabajadores que llevan de media entre 12 y 18 años en la compañía y que se quedaron sin nada de un día para otro.
Si dejan Spanair por otro trabajo, perderían legalmente las indemnizaciones ganadas tras más de una década de fidelidad a la empresa. Pero la aerolínea asegura no tener liquidez para el expediente de regulación de empleo (ERE) de 2.600 personas y busca darles salida con el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa).
Mientras, sólo pueden denunciar su situación en protestas como la celebrada frente al ministerio de Fomento en Madrid. No obstante, sus denuncias apuntan a otro sitio: "a los directivos que han estirado esto para llenarse los bolsillos, sin vender 'hubs' ni buscar otras salidas, y a los políticos que se han aprovechado de Spanair para hacer sus negocio
"Tenemos una hipoteca de 1.500 euros. Sin nóminas, con otras facturas, hemos tenido que pedir ayuda a nuestros padres", cuenta Raúl. Es auxiliar de vuelo, como su mujer, Cristina, a la que conoció hace 12 años en Spanair. A él le pilló el cierre trabajando, mientras su mujer estaba de excedencia por maternidad tras el nacimiento de su segundo niño. Ahora han perdido de golpe sus dos sueldos tras una década de estabilidad laboral.
"Mi mujer ha tenido una entrevista de trabajo, pero le ofrecen menos de 1.000 euros al mes por estar todo el día fuera", afirma. La alternativa, otras ofertas de menos de 1.200 euros con disponibilidad geográfica total: "seis meses en Casablanca y otros seis meses en otra ciudad, sin ver a la familia por un sueldo inaceptable", añade.
Otro caso es el de Quique García, en el limbo laboral como su ex mujer, a la que también conoció en Spanair. "Entré hace 25 años, cuando sólo había un avión", afirma a sus 51 años este sobrecargo. "A mi edad no tengo posibilidades de entrar en otra aerolínea", afirma.
"Nos ilusionaron con lo de Qatar Airways, pero sólo han estirado esto para llenarse los bolsillos, algunos directivos cobraban 600.000 euros", denuncia quien tuvo que irse a vivir a Madrid mientras sus hijos, de seis y cuatro años, crecían en Canarias.
Ruth pasa por estar en la veintena, pero su trabajo como azafata peligra porque "Vueling y Ryanair no contratan azafatas de 30 años". "Se han hecho mucha publicidad, diciendo que echarán una mano a los trabajadores de Spanair, pero es mentira", critica.
Tras 12 años en Spanair, Ruth ha acabado con Leticia y Laura protestando por el cierre repentino de la compañía. "No sabemos qué pasará con nuestro dinero, no nos han planteado nada", lamenta. "No hay trabajo en España", añade.
Su hermana denuncia que otras aerolíneas se han aprovechado del cierre de Spanair para "hacer su agosto". "Han subido el precio de los vuelos a Canarias de 60 a 300 euros, y no hay alternativas porque vivimos en una isla", critica.
Además de denunciar su situación, los trabajadores de Spanair no dudan en señalar las causas de su quiebra: "No puede ser que Vueling diga que ha facturado 126 millones en tres días y nosotros nos vayamos a la ruina cuando llenábamos los aviones", señalan Carlos Moreno, mozo de pista durante 18 años.
El primer culpable, según los trabajadores, es el presidente de Spanair, Ferran Soriano. "Un monigote" para José Antonio, compañero de Carlos. "Se ha llenado los bolsillos, no tenía ni idea de aviación, y ahora negocia irse al Manchester City, critica Quique García.
El segundo culpable es el Govern catalán. "Han hecho política con el dinero público, movieron la base de la aerolínea y nos han dejado tirados", denuncia otro trabajador. "Piqué, Artur Mas... todos se han hecho favores", añade.
El tercer culpable sería la regulación del sector. "Ryanair está subvencionada por todas las comunidades y paga impuestos en Irlanda. Sus trabajadores cotizan en otros países", afirma Ruth. "Trabajan sin respetar el máximo de horas legal", denuncian varios empleados de Spanair. "Es insostenible su guerra de tarifas, veremos si siguen operando dentro de unos años", añaden.
En cualquier caso, las principales críticas van dirigidas a la directiva. "Nos bajamos el sueldo, aceptamos el ERE de 2008, ¿Y dónde está Soriano ahora? ¿Por qué no da la cara?", es el clamor de un grupo de empleados frente a la sede de Fomento.

No hay comentarios:

Daily Calendar

Loading...