martes, 24 de abril de 2012

Conspiración Farmacéutica, Parálisis del Sueño con farmacos




Como ya  comenté, su formato y temáticas, Es un programa muy cautivador y que la voz del presentador te adentra a cada uno de los enigmas, de forma, que  vives el misterio de una forma especial y directa. se han tratado  como la mafia que se esconde en la industria farmacéutica, el misterioso trastorno del sueño inducido por farmacos como Orexin, muy ligado al misterio, de la Parálisis del Sueño.
La parálisis del sueño es una incapacidad transitoria para realizar cualquier tipo de movimiento voluntario que tiene lugar durante el periodo de transición entre el estado de sueño y el de vigilia. Puede ocurrir en el momento de comenzar a dormir o en el de despertarse y suele acompañarse de una sensación de gran angustia. Su duración suele ser corta, generalmente entre uno y tres minutos, tras los cuales la parálisis cede espontáneamente. Durante el episodio, la persona está totalmente consciente, pero es incapaz de moverse o hablar, lo que puede provocar gran ansiedad. Sin embargo, no existe ningún peligro para la vida, pues los músculos respiratorios siguen funcionando automáticamente. Este trastorno está recogido en la Clasificación Internacional de Trastornos del Sueño dentro del grupo de las parasomnias.
Si la parálisis del sueño se produce en la fase de adormecimiento, se denomina forma predormicional o hipnagógica, y si tiene lugar al despertar, es la forma posdormicional o hipnopómpica.2 3 La mayor parte de las personas afectadas presentan únicamente episodios aislados a lo largo de su vida, sin embargo el trastorno puede tener lugar de forma repetida y asociarse a otros síntomas, como crisis de sueño a lo largo del día y perdidas bruscas del tono muscular (cataplexia). En este caso la parálisis del sueño es considerado uno de los síntomas de la enfermedad denominada narcolepsia.
Para poder moverse, se recomienda relajarse y no perder la calma, ya que se trata solo de un proceso temporal, en el que en realidad no corremos ningún peligro. Puede ser útil intentar mover zonas del cuerpo poco a poco, como las piernas o los brazos. Otra técnica consiste en intentar incorporarse de golpe. Tras vencer el episodio de parálisis, es conveniente levantarse de la cama y procurar estar despierto unos minutos, antes de volver a acostarse, para evitar que aparezca de nuevo el trastorno.5 En algunos casos el médico puede recomendar la utilización de antidepresivos tricíclicos, por su acción inhibidora del sueño REM.
Puede aparecer de manera aislada en individuos sanos. En estos puede asociarse a niveles altos de estrés y ansiedad, o a un sueño demasiado fragmentado y un horario irregular de descanso. Los casos aislados ocurren más frecuentemente al levantarse, mientras que en la forma familiar y en la asociada a narcolepsia, la parálisis es más común al inicio del sueño2 (forma hipnogógica).

Véase también

Una alucinación hipnogógicaEstos fenómenos se presentan en las fases 3 y 4 del sueño profundo no REM. Son frecuentes en niños de 6 a 15 años y en algunas personas se prolonga hasta la edad adulta. Las alucinaciones más comunes son de tipo visual o de carácter auditivo. En muchas ocasiones tienen relación con vivencias del día anterior. Y a veces no se guarda recuerdo de la misma al despertar.
Durante el sueño los ojos se mueven de manera salvaje ,de ahí viene el nombre, movimiento ocular rápido (REM), para que no podamos representar los sueños, el cerebro envía señales a la médula espinal,que paraliza las extremidades. En el estado hipnogógico (entre la vigilia y el sueño) es común pensar que se está despierto, hasta tal punto que se tiene seguridad de tener los ojos abiertos y de ver y escuchar cosas alrededor, pero no se puede mover. Hay incluso ocasiones en que la persona que está durmiendo en ese estado se despierta, y la inmovilidad permanece. Sin embargo, el cuadro revierte a la normalidad en cosa de minutos, no requiriendo intervención alguna ni teniendo mayor significación patológica.
Este estado ha llevado a mucha gente a interpretar que está sufriendo una experiencia paranormal o que algo o alguien les está impidiendo moverse o hablar.
Por añadidura, en muchas ocasiones, las alucinaciones hipnogógicas producen representaciones visuales sumamente coloridas, la mayoría de las veces sin ninguna correlación con la realidad, del orden de los mecanismos inconscientes. Esta característica general, también, la sensación de una vivencia extrasensorial en muchos de quienes las experimentan.

No hay comentarios:

Daily Calendar

Loading...