martes, 11 de noviembre de 2014

La cocaína liquida Cuidado?



 La cocaína liquidaResultado de imagen de cocaina liquida


La cocaína es una sustancia extremadamente soluble, al cual tiene la característica de poder mezclarse con otros materiales de buena manera. Esta es una de las virtudes de la sustancia, que ha llevado a los traficantes a invertir en investigación y creación de nuevos métodos, para poder trasladar a la cocaína de forma oculta, “disfrazada”, dándole un aspecto casi imperceptible por parte de los controles policiales. La cocaína líquida es una de estas nuevas formas de movimiento de la droga por parte de los traficantes. Habitualmente, la cocaína líquida se traslada como productos de exportación o simplemente como regalos, en botellas de vino o whisky, disuelta en el mismo líquido. La cocaína se diluye en la sustancia y luego, mediante un proceso, también simple, se recupera, volviendo al estado natural. Nuevos aspectos de la cocaína La cocaína líquida no es la única nueva forma de presentarse la droga, sino que es sólo una de las tantas. La cocaína negra es otra de las opciones, la cocaína roja, la cocaína impregnada en la ropa, cocaína gomosa o cocaína plástica, son otras de las opciones que han encontrado los narcotraficantes para camuflar el estupefaciente, volviéndolo inodoro y difícil de percibir por los controles antidrogas. En cualquiera de los casos, la cocaína, luego de un proceso químico, adquiere una nueva forma. En el caso de la cocaína líquida simplemente se mezcla con otra sustancia del mismo tipo; sin embargo, en casos como la cocaína plástica o la cocaína gomosa, la droga se mezcla y combina con otros materiales, con los cuales se elaboran distintos objetos o accesorios, completamente comunes y triviales. En los diferentes casos, los procesos químicos por los que pasa la sustancia, primero en el lugar de origen, después en el lugar de destino, se pierde, en el mayor de los casos, sólo un 10 por ciento. Costo que no es tanto, dado los beneficios que trae. 
 Este mes han sido detenidas en Medellín ocho personas vinculadas con el tráfico de cocaína líquida. La modalidad de diluir la droga en champú, licores y otros líquidos comienza a ser común en Latinoamérica

 
La droga interceptada por la Guardia Civil

La Guardia Civil de Lugo, en colaboración con la Agencia Tributaria detuvo a H.F.C de 29 años, vecino de Burela, como receptor de un envió de 183 gramos de cocaína líquida, el primero de estas características que se detecta en esta provincia y uno de los más sofisticados por su camuflaje que se han interceptado en España. La operación se inició el pasado mes de diciembre cuando agentes de la Unidad de Análisis de Riesgos del Aeropuerto de Madrid-Barajas detectaron un paquete procedente de Brasil que contenía dos cuadros que en principio pasaron los controles convencionales aeroportuarios.
Pero, tras un posterior análisis en los laboratorios de la Policía, se detectó cocaína líquida impregnada entre los cristales y espejos que traían un embalaje especial que hacía indetectable la droga en los escáneres. El paquete, sin embargo no fue requisado y se coordinó con dos juzgados de Madrid y otro de Vivero la entrega vigilada por parte de los agentes para poder detener a los receptores del envío. Entonces se montó un dispositivo policial entre agentes de la Guardia Civil y del Servicio Vigilancia Aduanera para realizar un seguimiento de la cocaína que les llevó hasta Lugo, aunque, debido a las medidas de control y seguridad adoptadas por sus destinatarios, nadie llegó a retirar el envío.

más información

Pero los agentes que controlaban la entrega observaron como H.F.C. hacía fotografías al paquete que luego fueron enviadas a otro de los implicados por lo que se procedió a su detención. En la misma operación, denominada Tarsila, también están implicadas otras dos personas como presuntos colaboradores en la introducción de la droga en Galicia, valorada en unos 7.000 euros. La cocaína es una sustancia muy soluble por lo que puede mezclarse fácilmente con otros materiales para camuflarla. Esto ha permitido a los traficantes invertir en investigación para crear nuevos métodos de exportación desde los países productores de cocaína para disfrazarla y ocultarla para que sea prácticamente imperceptible para los controles policiales.

Una empresa que supuestamente realizaba su primera exportación a Valencia, España, de 7.000 litros de desinfectante llevaba en realidad 6 toneladas de clorhidrato de cocaína líquida en las canecas en las que presuntamente iba la mercadería declarada. Las autoridades descubrieron este hecho el pasado jueves en el Puerto Marítimo de Guayaquil.
Así lo aseguró, un día después, el ministro del Interior, José Serrano, tras agregar que por este caso hay dos ecuatorianos detenidos. Luego del hallazgo, se habría allanado la oficina de la empresa, en donde se encontraron $ 100.000 a uno de los ciudadanos. El lugar estaba vacío, dijo el funcionario.
Según Serrano, los agentes antinarcóticos habían identificado previamente que pequeñas cantidades de drogas eran enviadas a España en unas muestras en sachet, y en otros productos como flores.
Pero esta vez, lo que más habría llamado la atención de los uniformados era la cantidad y el tipo de producto de la primera exportación a gran escala, que eran 7.000 litros de desinfectante. Los oficiales habrían hecho las comparaciones respectivas con una investigación en la que trabajaban desde hace ocho meses, señaló Serrano.
El nerviosismo del presunto empresario también lo había delatado. Este supuestamente quiso sobornar al agente que finalmente denunció el ilícito.

    Cómo hacer tu propio trago cocaína líquida

  1. Llena un 75 por ciento de la coctelera de martini con hielo.
  2. Agrega el ron, el Jägermeister y el Rumpleminze a la coctelera.
  3. Asegura la tapa de la coctelera con firmeza y revisa que esté correctamente sellada.
  4. Agita la mezcla vigorosamente durante 15 a 20 segundos.
  5. Cuela la mezcla de "Cocaína líquida" de la coctelera y viértela en el vaso que hayas escogido.
  6. Sirve de inmediato.
  7. Tómalo en un movimiento fluido, bebiendo todo el trago de una vez y no de a poco.

Adicción y otros peligros

Después de la embriaguez con cocaína se presenta en algunos consumidores una fuerte depresión. Este estado induce al cocainómano a tomar rápido de nuevo la droga sin importarle las normas de uso, para así evitar la "depresión por cocaína". Este mecanismo es peligroso, ya que puede conducir a una dependencia de la droga.
El consumo regular de cocaína puede conducir a una rápida dependencia psicológica (adicción), pero no a una dependencia física, entendiéndose como una necesidad emocional intensa por el uso repetitivo de la droga. Un efecto específico aquí es (remarcado cuando se fuma cocaína base crack) la “codicia episódica”: aún en consumidores inexpertos el efecto de la droga puede conducir a la ansiedad extrema de consumir más, cuando el efecto disminuye. En el caso extremo la dinámica del consumo (llamado binges en inglés: episodios de períodos cortos de tiempo en que ocurre el consumo) puede tener como consecuencia que dure algunas horas o días. Un caso especial del consumo de cocaína de larga duración es la aparición de la llamada locura dermatozoica, en la que el consumidor está convencido de que los insectos se mueven debajo de su propia piel. Además con la dependencia de cocaína se tiene a menudo un deterioro de la conciencia del adicto –en el contexto sobre el efecto del aumento de la autoestima, en conjunto con la dinámica de consumo, hace desvanecer la conciencia social (por ello la cocaína es denominada a veces como “ego-droga”).

No hay comentarios:

Daily Calendar

Loading...